Siguenos en :
Videoreportajes Artículos Recetario Vinos y Bebidas Promociones Radio Eventos Reserva en Línea  
Servicios para Usuarios
  Iniciar Sesión:
 Email:
 Password: 
  | 

Mis pedidosPromociones cercanas
Los mejor calificadosLos más opinados
Gana CenasBoletín

 

Servicios para Restaurantes



Vinos y Bebidas:
La Cuesta de enero y febrero

Al inicio de cada año, después de las celebraciones decembrinas, las vacaciones, los regalos, etc. viene la famosa y temida cuesta de enero que además de reflejarse en el bolsillo de cada consumidor, en ocasiones se ve afectada por algunos incrementos en los precios de diversos artículos. Cuesta, que se prolonga hasta el mes de febrero y nos obliga a hacer un replanteamiento en cuanto a la distribución de nuestro gasto.

En materia enológica, es un tema recurrente dejar de lado el consumo del vino por considerarlo suntuario.

Sin embargo, este producto además de proporcionar placer al disfrutarlo con los alimentos que es cuando encuentra su mejor momento, resulta una sana costumbre integrarlo a nuestra dieta diaria, porque bebido con moderación (de 1 a 2 copas al día) se convierte en un factor preventivo contra diversas enfermedades cardiovasculares, incluso algunos tipos de cáncer y problemas de Alzheimer.

La presencia y participación de los países de nuevo mundo ha tenido como una de las principales aportaciones y consecuencias abrir las puertas a explorar prácticas enológicas y vitícolas diversas, con lo cual, se han roto tradiciones y se han puesto a prueba nuevos conceptos. Además, la inclusión de innovadoras tecnologías desde el campo hasta la bodega, como las vendimias mecanizadas, prensas con diversas técnicas, etc., han hecho posible la elaboración de volumen, es decir, de productos industriales con distintos estilos de vino, sin detrimento de la calidad.

En esta sinergia, los productores han encontrado las características idóneas para satisfacer al novel consumidor y, a la par, elaborar productos cuyo consumo, desplazamiento y rotación, se lleva a cabo en corto tiempo, puesto que el vino permanece un periodo breve en bodega, puesto que muchos de ellos no tienen crianza en barrica y por lo tanto, en el caso de estos vinos, la tendencia está enfocada a la producción de volumen, con el ahorro en insumos y tiempo en bodega y, desde luego, a un retorno de inversión mucho más inmediato.

Vinos que están destinados para un consumo inmediato y son, por lo tanto, vinos de muy fácil beber, ideales para un público poco conocedor, que se inicia en el mundo enológico y/o una opción interesante para los paladares más exigentes. Pueden acompañar diversos platos ligeros y son, también, ideales como aperitivos. Están, por lo tanto, en sintonía con el estilo de vida de los consumidores actuales que desean que el vino que compran esté listo para beberse y que no requiera de la guarda para evolucionar y alcanzar su mejor punto, además de sumar: disponibilidad porque su elaboración permite la producción de volumen y, accesibilidad en cuanto a precio, dado que existe una menor inversión en proceso, insumos y tiempo, por parte del productor sin merma de calidad.

En México, el segmento de precios bajos representa más del 45% del volumen de vinos mexicanos. El canal de autoservicios y clubes de precio representa un 60% del mercado. Estos vinos, de calidad y precios accesibles son una opción ideal para incrementar la cultura del vino e incentivar el consumo moderado y responsable, pero consistente y sistemático que, a la postre, bajo estas característica, no sólo es disfrutable sino benéfico para la salud, como ya he mencionado.

Los vinos de producción masiva o vinos de volumen, existentes en México, que reúnen un binomio ideal: “calidad/precio” son estupendos para su consumo diario, armonizan con la comida casera mexicana, son un complemento natural para acompañar los alimentos, por su precio están al alcance de mayores segmentos de mercado. Por último, y fundamental, al incrementar el consumo per cápita, favorecen una Industria en franco crecimiento que incide en factores económicos de nuestro país.

Una excelente opción para consumir vinos mexicanos y para recibir con una sonrisa los parabienes del 2011 a pesar de la cuesta de enero y febrero.

Fuente: Pilar Meré *Consultora y periodista especialista en gastronomía y vinos y Senior Manager of Marketing of Luxury Brands, Digrans, S.A. pilarmere.com

RECOMENDACIONES:
Jardín Secreto 2007
Casa Madero Shiraz 2009
Château Domecq 2006
Calixa Cabernet Sauvignon-Shiraz 2008 de Monte Xanic.
Paulinha 2009 de Pijoan
Petite Sirah de L.A.Cetto
Don Luis de L.A. Cetto

Articulos Anteriores
El Encanto de los vinos Rosados 16-Jan-2018
La empresaria Isabel López, Directora Comercial de Mezcal Oro de Oaxaca obtiene el reconocimiento especial del PERGAMINO DE ORO al mérito Andrés Henestrosa 12-Jan-2018
Moët Chandon brinda por la edición 75 de los premios más importantes de la industria, los Golden Globes 10-Jan-2018
Moet & Chandon abre en la Ciudad de México su primer Pop Up Store 03-Jan-2018
ver más . . .


Ver Reportajes de Años Anteriores:
20182017201620152014201320122011201020092008200720062005
PUBLICIDAD · ANUNCIATE





Servicios | Contáctanos | Registrate | Agregar o Actualizar un Restaurante | Acerca de Restaurantes de México | Legal | Informacion de Publicidad

ghurtado@internext.com.mx , Tel.: 044-55-52 17 82 74  Copyright © 2002 Restaurantes de México, Todos los derechos Reservados

Un desarrollo de: Nuestros Portales Hermanos: